Archivos Mensuales: junio 2016

¿Quien soy yo? Identidad y psicología Transpersonal.

Estándar

(Publicado originalmente en el blog del Instituto Macuil de México: http://www.institutomacuil.com/quien-soy-yo-sobre-la-psicoterapia-transpersonal-y-la-identidad-2/ )

¿Quién soy yo?

Sobre la psicoterapia Transpersonal y la identidad.

 

Mi experiencia como buscador y ejerciendo la profesión de psicoterapeuta Transpersonal, me ha conducido a reflexionar profundamente sobre una de las preguntas más antiguas de la humanidad: ¿Quién soy yo? Esta pregunta encierra, a su vez, un montón de nuevas reflexiones, como por ejemplo: ¿Qué es la identidad? ¿Por qué soy como soy? ¿Cuál es mi lugar en el mundo?

Desde mi punto de vista, la cuestión de la identidad, es uno de los ejes alrededor del que giran muchos de los sufrimientos y problemas que tenemos las personas y que son el motivo de consulta profesional. Nuestra identidad, o sea, aquello que creemos ser, con lo que nos sentimos identificados, es el origen de muchos de los padeceres cotidianos.

Así pues, ante la pregunta “¿quién eres?”, respondemos con aquello con lo que nos identificamos por ejemplo: Soy médico, soy un paciente, soy el marido de…. Nos identificamos con un género sexual, con nuestro sufrimiento, con nuestros pensamientos, con una educación, con un pasado, con unos apellidos, con una nacionalidad, etc. Creemos que todas esas cosas definen aquello que somos, que creemos absolutamente personal, sin darnos cuenta de que la mayoría de cosas con las que nos identificamos no nos pertenecen, no son propiedad privada, si no que forman parte de la información recibida del exterior sobre quiénes somos y compartida socialmente.

Desde que nacemos nuestra identidad se construye en relación con el otro, con el otro como espejo y referencia, y así, dependiendo de las definiciones y las actitudes de los que tenemos alrededor vamos creándonos una imagen reflejada de nosotros mismos. Cualquier identidad que hemos adoptado tiene sentido solo en relación al otro y, sin embargo, resulta obvio que cada uno de nosotros es un ser único, con unas circunstancias únicas y unos potenciales únicos por desarrollar.

Precisamente, estos potenciales que poseemos se desarrollarán o no dependiendo de las ideas y actitudes que hayan definido nuestra identidad. Esta identidad que adoptamos condiciona nuestro desarrollo y no permite que sepamos quienes somos realmente, es una máscara tras la que ocultamos nuestro verdadero ser para ser aceptados y amados bajo el coste de la ignorancia de nuestra verdadera naturaleza. Un ejemplo común es cuando un hijo de una familia donde los padres y abuelos se han dedicado al ejercicio de la medicina, tiene un gran potencial para la pintura pero desdeña ese potencial porqué él pertenece a un “clan” de personas que se dedican a la medicina y se siente identificado con este, lo contrario podría suceder en una familia donde todos se dedicaron a creación artística y una vocación por la medicina.

La diferencia principal entre las diferentes corrientes de psicología existentes reside en esa visión de cuál es la identidad de las personas. En la psicología Transpersonal se observa a la persona entendiendo que, tras las máscaras o identificaciones de la persona está un ser, una esencia, tratando de expresar su potencial de inteligencia, amor y energía. Esta esencia es la verdadera naturaleza del ser humano, y está más allá de ideas, programaciones sociales o condicionamientos culturales. Cuando se actúa desde la esencia, la mente, el corazón y el cuerpo actúan en armonía consigo mismos, en un presente temporal, en un “aquí y ahora”, sin expectativas ni dependencias, consciente de la unidad con todo y con el todo.

Para poder conectar y actuar desde la esencia los seres humanos hemos desarrollado técnicas y ejercicios, durante miles de años, dentro de lo que se han llamado corrientes espirituales o místicas, así como, más recientemente, dentro de algunas corrientes de la psicología humanista y especialmente en la psicología Transpersonal. Algunas de estas técnicas son tan conocidas como la meditación, la respiración consciente, el trabajo corporal, la expresión artística o la danza estática.

El proceso para encontrar y reconocer nuestra verdadera identidad, nuestra naturaleza esencial, es un proceso de reconocimiento, observación y des-identificación de aquello que creemos ser para descubrir quiénes somos realmente.

Mi experiencia personal me llevó a experimentar que lo que soy, lo que somos, es un potencial infinito, atemporal, de inteligencia, amor y energía, una expresión única de una sola conciencia. Y tu ¿quién eres?

 

Barcelona, 12 de Mayo de 2016

Jordi Àlvarez Carniago; psicoterapeuta Transpersonal certificado y miembro de la asociación de psicología Transpersonal Europea, EUROTAS.

quien soy

Anuncios